Este sitio utiliza cookies.
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerte nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Si quieres revocar tu consentimiento u obtener más información consulta nuestra Política de Cookies.

Flejadoras semi-automáticas

Flejadora semi-automática con sistema de flejado automático

Este tipo de aplicaciones es válido para realizar el flejado de todo tipo de productos, ya sean paquetes, bobinas, etc.

El operario pone en funcionamiento la Flejadora, para que el fleje sea alimentado hasta la posición del operario y este deberá introducir el fleje en la mandíbula de flejado tras haber rodeado el material a flejar. Entonces el operario debe bajar el cabezal contra el material a flejar y la flejadora automáticamente realizara la recogida, el tensado, el sellado y el corte correspondiente.

Una vez realizado el flejado, el operario debe elevar manualmente el cabezal a su posición inicial. Este sistema de flejado puede ser utilizado con el fleje de acero y con el fleje de poliéster, desde una anchura mínima de 16mm hasta una anchura máxima de 32mm.

Flejadora semi-automática con sistema de flejado manual

El operario debe introducir manualmente el fleje en el sistema de alimentación del arco y será el operario quine dará la orden para que se realice la alimentación del fleje de forma automática.

Una vez el fleje haya rodeado el material a flejar, dicho fleje deberá ser introducido manualmente en una flejadora neumática, para que de forma manual se realice la recogida, tensado, sellado y corte del fleje.

Este sistema de flejado puede utilizar indistintamente el fleje de acero o el fleje de poliéster, desde una anchura mínima de 16mm hasta una anchura máxima de 32mm.

Variedad de los diferentes sistemas de sellado

Nuestros cabezales automáticos permiten utilizar todos los sistemas de sellado del mercado: Entalladura, enlazador y puntos de soldadura.